Educación: ¿Cuánto ha cambiado la universidad?

Artículos:

Mª Jesús Miranda
Sociologa

Este es el único artículo que, en toda mi vida, he publicado bajo pseudónimo. La cosa fue como sigue.

Luis González Seara, catedrático de Sociología, fue Ministro de Universidades en el gabinete de Adolfo Suárez, entre 1989 y 1991. Me conocía, como alumna de licenciatura y doctorado. Había estado en el tribunal de mi tesis y  en otro para obtener una plaza de adjunto del que hablaré en otra entrada de este blog. Sabía que era miembro del movimiento de PNNs y que no tenía por costumbre morderme la lengua. De modo que, en 1990, me encargó un estudio sobre la situación de la Universidad española. Necesitaba otro punto de vista.

El estudio  se basaba en un análisis de los presupuestos universitarios y en una serie de entrevistas a catedráticos y profesores de nuestra amplia piel de toro. Creo que le gustó. A través de uno de sus asesores, Ángel Viñas, me pidió una versión reducida para publicarla en EL PAÍS. De pronto, se me quedó mirando y dijo “¿Tú tienes plaza en propiedad?”. Le dije que no. Lo que si tenía eran dos niños pequeños y la necesidad de sacarlos para adelante. Me contestó que, en ese caso, mejor no publicara nada.

Así supe que los PNNs habíamos perdido. Que no habría contratos laborales revisables cada cinco años, ni verdadero reconocimiento del mérito y la dedicación y que la Universidad seguiría mucho tiempo bajo el influjo de aquellos catedráticos fascistas que se perpetuarían en el poder.

Dicen los franceses que el humor es la cortesía de la desesperación. Publiqué el resumen  del estudio, en broma y con nombre falso, en el medio en el que entonces escribía regularmente, El Viejo Topo. Hace de esto 32 años. Que el lector juzgue…

Anuncios

Un pensamiento en “Educación: ¿Cuánto ha cambiado la universidad?

  1. Juana dice:

    Salustiano del Campo fue el diretor de tesis y el padrino académico de Jesús Ibáñez. Me imagino que tu memoria para adjunta sería considerada una ofensa a la institución universitaria y para tí todo un desahogo.

    ¿Cuándo conseguiste, entonces, la titularidad?
    ¿Te dió clase Jesús Ibáñez y Gómez Arboleya?
    ¿Que valoración haces de su magisterio?

    Recuerdo la gran definición que Enrique G. Arboleya hacía de la sociología, en un tiempo mucho más sólido que el presente comercial, repleto de saturación, dispersión, apariencias sobredimensionadas, pérdida de sentido y de un grave distanciamiento de la realidad.

    Decía…
    La sociología es un modo de saber específico sobre la realidad social que está determinado por la situación general de la vida humana, que tiene que ir descubriendo fatigosa y sucesivamente los sentidos de la realidad social y por una situación peculiar que produjo un determinado modo de configurarse la realidad social, y, por tanto, un modo de sentirla e inteligirla. El mundo y la sociedad moderna posibilitaron y exigieron la constitución de la sociología”

    Hoy, sigue siendo mi sociología, aunque el tiempo y la cruda realidad se haya impuesto y no me regalen las condiciones materiales para ni estudiar, ni leer, ni casa nada en relación con la cultura, la acción social y el pensamiento.

    Gracias María Jesús.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s